• Calle San Vicente 8, Edificio Albia 2, 3º H, 48001 Bilbao (Bizkaia)
  • +34 629 836 917

RESOLUCIÓN PSICOSOMÁTICA DEL TRAUMA BILBAO

El Ser Humano tiene la capacidad innata de sobreponerse a los efectos de cualquier trauma en su sentido más amplio (accidentes, intervenciones quirúrgicas, tragedias familiares o personales, fallecimiento de seres queridos, incluso guerras). Sin embargo, en ocasiones ese trauma no puede ser resuelto y superado, dejando una huella, una impronta en nuestro esquema corporal que va a perdurar en el tiempo y que puede acabar generando otro tipo de problemas y dolencias.

La RPT es un método terapéutico que se basa en la consciencia y el trabajo con el cuerpo para la resolución y superación de esos traumas acontecidos en el pasado.

La RPT sirve para tratar muchos de los problemas emocionales y físicos que condicionan nuestra vida y que nos impiden vivirla plenamente pueden tener su origen en traumas pasados, tanto de los que podemos ser conscientes como de aquellos que nos han alcanzado pero de los que no tenemos recuerdos.

Muchos casos de ansiedad, depresión, agresividad, síntomas disociativos, lagunas en la memoria, angustia vital, pesadillas, miedos, falta de concentración, tensión muscular, etc. pueden tener su origen en un trauma pasado, consciente o inconsciente.

MENTE CUERPO: ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS

Del mismo modo que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado de ánimo y nos pueden provocar temor, miedo o preocupación, muchos problemas psicológicos provocan al mismo tiempo síntomas físicos. En nuestra sociedad la medicina tradicional tiende a centrarse casi exclusivamente en los síntomas físicos de la enfermedad, olvidando la verdadera causa del problema.

Si alguna vez te has encontrado mal y has tenido que hacer una visita a tu médico u hospital, es posible que a primera vista no te hayan encontrado nada, o que te hayan dicho que es algo que se puede curar con cierto medicamento o fármaco (ansiolíticos…) ; sin embargo, tras esta visita continúas sintiéndote mal y presentando algunos de los síntomas que habías tenido anteriormente o incluso nuevos síntomas, generando un problema crónico. En la mayoría de los casos estamos ante problemas psicosomáticos.

Podríamos decir que hasta cierto punto, la mayoría de las enfermedades son psicosomáticas, ya que hay una participación continua de la mente y el cuerpo. Siempre va a existir un aspecto mental para toda enfermedad física. Siendo esto así, ¿cómo reaccionamos y hacemos frente a la enfermedad? La enfermedad va a variar mucho de persona en persona. Por ejemplo, una erupción de la psoriasis (una enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación) puede molestar menos a algunas personas. Sin embargo, el mismo tipo de erupción cubriendo las mismas partes del cuerpo de otra persona puede hacer que ésta comience a generar una depresión y finalmente caer enfermo.

El termino “trastorno psicosomático” se utiliza principalmente para significar … “una enfermedad física que se cree es causada o agravada, por factores mentales”.

Se cree que algunas enfermedades físicas, particularmente propensas a ser agravadas por factores mentales, son el estrés y la ansiedad. Algunos de los ejemplos más comunes son: la psoriasis, el eczema, las úlceras – generalmente de estómago -, la presión arterial alta y las enfermedades del corazón. Se cree que la parte física real de la enfermedad (la extensión de una erupción, el nivel de la presión de la sangre, etc) pueden estar afectadas directamente por factores mentales. Muchas personas con éstas y otras enfermedades físicas dicen que su estado mental actual puede afectar la gravedad de su enfermedad física es en un momento dado. Por otro lado, algunas personas también utilizan el término trastorno psicosomático cuando los factores mentales causan síntomas físicos, pero donde aún no hay ninguna enfermedad física. Por ejemplo, un dolor en el pecho puede ser causado por el estrés y sin enfermedad física aparente.

EnglishGermanItalianSpanish