Prácticamente cualquier persona adulta en nuestra sociedad es capaz de percibir e identificar una molestia, un dolor, un malestar, como un síntoma que puede indicar una posible dolencia física, una posible enfermedad. Ante esas situaciones no solemos tener dudas acerca…